domingo, 14 de febrero de 2016

¿Por qué un 14 de febrero? ¿Por qué no siempre?

14 de febrero de 2016. 




Te presentas ante nosotros lluvioso. Lo haces aposta ¿verdad?, pensarás "si llueve y hace frio quizá lo que más apetezca sea acercarse a alguien que te de calor y pasar el día juntos". Y supongo que serán muchos los que asientan y digan "claro que sí, tu si que sabes".

Yo me niego a pensar que el 14 de febrero tengo que querer más a la persona que tengo al lado. Agasajarla con cenas y regalos, tarde en el cine, noche en un hotel. ¿Por qué ese día? Porque no celebrarlo todos los días de nuestra vida.

Por norma general no me gusta ser sorprendida. Me dan miedo las sorpresas, siempre pienso ¿y si no me gusta? pero luego cuando llega el momento me relajo y disfruto. Y esa sensación es la que me gusta tener todos los días. La de incertidumbre de no saber si la vida o tu pareja te sorprenderá de alguna manera. Aunque sea con una simple flor con forma de huevo.

Yo quiero igual 14 de febrero que el 5 de marzo. Porque no necesito que me den el cielo ese día y no creo que sea necesario que yo lo entregue. Porque si estas enamorado lo estás todos los días. Hoy es fácil demostrar amor, todo el mundo espera que lo hagas. Lo complicado es demostrarlo después de una pelea, después de un mal momento... ahí es cuando realmente se demuestra que quieres a la persona.

Pero ya no hablo únicamente del amor de pareja. Cuantas veces nos arrepentimos de no decir TE QUIERO a aquellos que nos rodean ¿miles? ¿cientos?, y siempre nos pasa que nos damos cuenta cuando ya es tarde.

El decir te quiero puede darnos miedo, con esas dos simples palabras te abres completamente y a nadie le gusta sentirse vulnerable. Pero ¿y si le damos la vuelta? y si pensamos que con esas dos palabras lo que precisamente consigues es hacerte fuerte. Simplemente porque durante el tiempo que las pronuncias la persona al otro lado que las recibe es feliz. Y no hay nada que te pueda hacer más poderoso que el hacer feliz a los de tu alrededor.

Por eso hay que demostrar y querer durante los 365 días del año, no solamente el 14 de febrero. Mañana es el momento perfecto para hacer algo por quien quieres. Ya sea tus padres, tus amigos, tu pareja o el vecino del bloque de enfrente. Pero hazlo. Que no te de miedo. Nadie rechaza un gesto bonito de otra persona.

Y si estás soltero y piensas que este día es una mierda, levanta la mirada del suelo y busca a tu alrededor. Quizá el 14 no pero el 15 encuentres donde menos esperas al amor de tu vida. Y sino quiérete un poco tú que siempre viene bien.

Yo os lo digo con la boca grande OS QUIERO. A todos y cada uno de los que leáis este post. No de igual manera claro está porque sino tendría un serio problema... pero OS QUIERO porque de alguna manera y a vuestro modo me hacéis feliz día tras día.